•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una niña de 17 meses está hospitalizada en Managua tras sufrir el viernes quemaduras de tercer grado durante un incendio en la comarca El higueral, a 35 kilómetros de Chinandega.

La niña, de nombre Maritza Mairena Pérez, es la principal afectada por el siniestro que ocurrió a las tres de la tarde del viernes en su casa, que consistía en un rancho de palma con madera.

De interés: La pólvora, una amenaza mortal en Navidad

“Mi prioridad fue salvar a la niña porque no había nadie en casa”, sostuvo Cándida Rocha Aguilar, una vecina, quien socorrió a la niña.

La menor estaba dormida en su cuna cuando ocurrió la desgracia.

Rocha Aguilar miró que  tenía  las piernas, espalda y cabeza quemadas.

El padre de la menor estaba trabajando cuando ocurrió el incendio, mientras que la madre estaba buscando un cerdo y el  otro hijo de ellos, de cuatro años, no estaba en la vivienda. 

Lea más: La mayoría de niños quemados sonmenores de cinco años

Según la Asociación Civil de Bomberos de Chinandega, la causa del incendio fue recalentamiento eléctrico de un abanico que  estaba encendido.

Las pérdidas materiales se calculan entre los 8 mil y 10 mil córdobas.