•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La noche del 2 de diciembre, Nelson Zúñiga, de 62 años, se quedó dormido en la  ruta 6. Al bajarse desorientado del autobús fue asaltado. Dos personas le quitaron los únicos C$120 que portaba y también lo hirieron dos veces con un puñal. Seis días después, murió en el hospital Lenin Fonseca víctima de septicemia, debido a que no se atendió a tiempo las dos heridas.

El robo de los C$120 que portaba en la bolsa del pantalón es el móvil del crimen, revela la acusación que la Fiscalía presentó contra Marisela Ramos Arias y Óscar Flores Castro.

En la acusación radicada en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital se indica que Zúñiga se opuso al robo, por lo que lo apuñalaron en la espalda y el abdomen. 

La defensora pública Flor de María Páramo alegó que la acusación contra sus representados carece de medios probatorios contra sus representados, agregando que no hay testigos que los incrimine.

La  jueza Indiana Gallardo, dictó la prisión preventiva para los dos acusados y programó la audiencia inicial para el lunes 9 de enero de 2017, cuando el Poder Judicial regrese de sus vacaciones de Navidad y Año Nuevo.

Según registros de la Dirección de Implantación del Complejo Judicial Central Managua, 3,007 robos agravados fueron judicializados por la Fiscalía en los juzgados capitalinos entre el viernes  1 de enero y el miércoles 9 de noviembre del año en curso.

Según los registros, en promedio al día se judicializan 9.4 robos. Mientras que a lo largo de 2015, la cifra diaria fue de 6.7.