•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Jessica Estela Corea Leiva, de 23 años no pudo hacer realidad su sueño de estar junto a su hija, Angie Martínez Corea, de siete años por primera vez en Navidad en los últimas cuatro años y comprarle  los estrenos de Noche Buena.

Esto porque la noche del viernes se topó con la fatalidad al morir en un accidente de tránsito junto con su pareja Nery Silva Silva, de 34 años. La desgracia vial tuvo como escenario el empalme de la cuesta El Plomo.

La desgracia se produjo después que Martín Sánchez Miranda, de 52 años perdió el control de su vehículo, placas CT 6843, estrellándose contra el poste cuyos alambres cayeron sobre la motocicleta en que la pareja regresaba de Managua a su hogar en el barrio Miraflores en la carretera a Xiloá.

Corea y Silva quienes tenían ocho meses de convivir maritalmente murieron a consecuencia de los múltiples golpes que sufrieron en distintas partes del cuerpo;  pero también sufrieron quemaduras, refirieron sus parientes.

Vela a la intemperie

El velorio de Jessica Corea se realizó anoche en la zona 7 de Ciudad Sandino, en lo que fue la casa de su hogar materno y de la cual solo las paredes y los perlines del techo están en pies porque la vivienda ha sido desmantelada por los maleantes.

La casa está en abandonada desde el pasado 13 de febrero cuando Jessica Corea, su mamá Concepción Leiva y tres de sus hermanos fueron capturados y llevados a prisión por tráfico interno de estupefacientes.

De los cinco miembros de la familia Corea- Leiva acusados por tráfico de estupefacientes; solo dos  salieron de la cárcel en febrero del 2016 (Jessica y su mamá) bajo libertad condicional, pero otros tres otros tres hermanos de Jessica siguen presos.

Hazael Artola Leiva, hermana de Jessica aseguró que pidió permiso al jefe de la Policía en Ciudad Sandino, comisionado mayor, Donald López para ingresar a la casa para poder velar a su hermana por no tener otro sitio donde hacerlo.

Pero según ella (Hazael Artola) el jefe policial le habría dicho que esa orden solo podría dársela la autoridad judicial; sin embargo los familiares de Jessica Corea Leiva ingresaron al local y con la ayuda de los vecinos realizaron el velorio en ese sitio.

Ni una lágrima

A diferencia de velorio de Jessica donde su madre, su hija, hermanos y hasta su expareja no pudieron evitar el llanto en la casa de Nery Silva de oficio carpintero se mostraron frívolas donde nadie derramó una lágrima por el difunto.

Los tres pequeños hijos que Nery Silva procreó con Jennifer Méndez, también  mostraron ajenos al deceso de su padre quien desde hace varios meses ya no vivía con ellos.

Durante la espera del retiro de los cadáveres en el Instituto Medicina Legal, las dos familias dolientes se mostraron distantes a pesar que las víctimas eran parejas.

Temen impunidad

Las  autoridades policiales en Ciudad Sandino realizaron la mañana del sábado la  reconstrucción de los  hechos para determinar con exactitud  la causa del accidente donde también salió lesionado el motociclista Henry Vargas González.

Vargas, al igual que la pareja fallecida, pasaban por el sitio justo en el momento en que Sánchez Miranda estrellaba su vehículo contra el poste del tendido eléctrico.

Una fuente vinculada a las investigaciones reveló, que el causante del accidente manejaba a exceso de velocidad y en estado de ebriedad.

Tanto los familiares de Jessica Corea como de los de Nery Silva, expresaron su temor de que el chofer homicida sea puesto en libertad antes de ser llevado ante la autoridad judicial.

“Un policía me dijo que el causante de la muerte de mi hermana podía quedar libre  porque es fin de semana y la Fiscalía está cerrada”, aseguró Hazle Artola Corea.

Los funerales de Jessica Corea y Nery Silva, se realizarán hoy a partir de las tres de la tarde saliendo cada uno de sus casas en las zonas 7 y 8 de Ciudad Sandino.