•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lais Natalia Vega Blanco, de 24 años, es acusada de falsificar documentos y hurtar la cantidad de US$68,010 (dos millones de córdobas) a una empresa de seguros, por lo que la Jueza Noveno de Audiencia de Managua, Indiana Gallardo, le impuso prisión preventiva como medida cautelar.

La jueza mandó a dialogar a las partes, sin embargo, no se logró ningún acuerdo y la judicial admitió la acusación porque aseguró que hubo un hecho ilícito que tiene víctimas, mismas que ayer estaban presentes en la sala.

La joven Vega Blanco fungía como contadora y supuestamente cambiaba cheques de la empresa aseguradora. 

La cantidad de lo hurtado podría ser mayor, puesto que la parte acusadora explicó que no se han auditado otras cuentas bancarias. 

Uno de los cheques supuestamente sustraídos fue cambiado por una hermana de la acusada ya que esta no tenía su cédula de identidad.

Sin embargo, “la acusación tiene un sinnúmero de deficiencias que se deben aclarar porque no especificaron bien los cheques. Tal pareciera que se le ocuparon cheques que no han sido cambiados”, expresó la titular del juzgado.

La Fiscalía solicitó allanamiento de la vivienda de la acusada, sin embargo la jueza Gallardo desestimó la solicitud. Los padres de la joven acusada se presentaron a la sala de audiencia y expresaron que de ser encontrada culpable su hija, solicitarían un préstamo hipotecario para obtener la libertad de la joven, quien no paraba de llorar durante la audiencia preliminar.

La audiencia inicial en este caso fue programada para el 12 de enero del próximo año.