•  |
  •  |
  • END

Crimen pasional
Omar Antonio Lara Méndez, de 21 años, quedó en prisión ayer en el Juzgado Quinto Penal de Audiencias, por la supuesta autoría del delito de homicidio en perjuicio del vigilante de CyB, Armando José Silva, de 39 años. Según la acusación, el siete de noviembre, la víctima estaba sentada en una banca del parque de Villa Progreso, junto a María Elena Aguilar Velásquez, cuando se presentaron tres motocicletas, a bordo de una de las cuales iba el acusado, quien bajó y sin mediar palabras amenazó con un arma a Silva, que trató de defenderse sacando su pistola, pero su contrincante desenfundó más rápido su arma y le disparó en el tórax. Aunque la acusación no lo dice, los testigos del crimen dicen que fue por celos. La audiencia inicial del juicio será el 27 de diciembre, pero, por el momento, el imputado permanecerá tras las rejas, incluyendo la noche de Navidad.

Policía pide justicia por muerte de su hijo
La teniente Maritza Zapata nombró como su representante legal a Ramón Argeñal, quien en su nombre pidió a la autoridad judicial justicia por el asesinato del supervisor Fernando José Quintero, quien falleció el doce de diciembre, tras cuatro días de agonía en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, adonde fue internado después de que el vigilante Roberto Antonio Hernández le disparó seis veces con un revólver calibre 38. Ayer, la juez Octavo Penal de Audiencias, Karla García, a solicitud de la Fiscalía, recalificó los hechos como asesinato, admitió todos los medios de prueba que la fiscal Zeyla Buitrago presentó, y programó el juicio oral y público para el cinco de febrero de 2008. Durante la audiencia inicial del juicio por asesinato para Hernández, tanto la madre del fallecido como una familiar del acusado tuvieron que enjugarse las lágrimas. Una lloraba al escuchar los pormenores del crimen acaecido el 8 de diciembre en Mateare, y, la otra, porque la juez le reconfirmó la prisión al acusado, decisión que la defensa, Luis Andara Úbeda, no cuestionó, porque cuando tuvo intervención de ley dijo que la violencia de su defendido fue defensiva, porque primero el vigilante tuvo una lucha cuerpo a cuerpo con la víctima en reclamo de los dos días de salario que le habían quitado de la quincena, “centavos” que para un asalariado cuentan mucho en esta época.

Nueva fecha para homicidas de cambista
El juez octavo penal de Juicio, Tomás Eduardo Cortés, explicó que a petición de la defensa, tuvo que reprogramar para el 21 de diciembre el juicio oral para Guillermo Maltez Icaza, de 26 años, y para Francisco Javier Quintero Mejía, de 20, acusados por el robo con intimidación seguido de muerte en perjuicio del cambista Henry Antonio Úbeda Cruz, de 42 años, quien fue baleado el 20 de agosto en Los Robles, cuando pasaba en su moto frente a una pizzería, y fue interceptado por varios hombres que se bajaron de una camioneta y lo mataron para robarle cuatro mil dólares y tres mil córdobas. El juez explicó que la defensa pidió la reprogramación porque está a la espera de los resultados de un peritaje de balística. Por el mismo crimen también están acusados Edrufo José Maltez Icaza, de 24 años; Gladys del Carmen González Carballo, de 34, y Luis Manuel Ayerdis Lara, de 45 años, ambos esposos.