•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un hombre que mató ayer de un machetazo a un joven en Wiwilí, Jinotega, habría muerto la madrugada de hoy a consecuencia de la golpiza que le dieron los pobladores de la zona, quienes lo detuvieron luego de cometer el crimen.

José Hilario Olivas Umanzor, de 49 años, es quien decapitó de un machetazo al joven Oneydi Chavarría Borge, de 16 años, en el municipio de Wiwilí, en Jinotega.

Tras el crimen, los pobladores tomaron la venganza en sus propias manos y le propinaron una fuerte golpiza a Olivas Umanzor, quien sufrió graves heridas y fue trasladado al hospital Victoria Mota, sitio donde presuntamente falleció la madrugada de hoy.

De acuerdo con las versiones preliminares que investiga la Policía, el joven Oneydi Chavarría Borge no tuvo tiempo de defenderse, pues estaba sentado en la acera de una venta de comidas cuando Olivas Umanzor, sin dirigirle la palabra, se acercó y lo decapitó.

El agresor intentó escapar, pero no tuvo éxito. Las investigaciones policiales también revelan que Olivas Umanzor, originario de Río Coco, Madriz, y su víctima eran compañeros en el corte de café en la finca de Juan Siles, en Buena Vista, Jinotega. 

En Wiwilí la población quedó consternada por el hecho.

OTROS CRÍMENES SONADOS

Este crimen se suma a otros ocurridos este año que han asombrado a los nicaragüenses.

Entre esos delitos se incluye el cometido por Rodolfo José García Valenzuela, alias “el Popo”, quien mató en Estelí a la joven Xiomara Torres y ocultó su cadáver durante casi dos meses.

En Managua Silvio Javier Mayorga González fue condenado a 30 años de cárcel por matar el 9 de octubre a Ángela Verónica  Crespo, cuyo cuerpo sin vida tiró en un cauce en el popular barrio de San Judas.

Aquí podés leer los cinco crímenes más sonados entre enero y octubre de este año.