•   Boaco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía de Boaco presentó a dos hombres como los principales sospechosos de asesinar a la anciana Juliana Benicia Angulo, de 82 años, entre el 23 y 24 de diciembre.

Norlan Alberto Garzón y Pánfilo Eugenio Romero son los dos hombres presentados por las autoridades ante medios locales por el jefe policial, comisionado mayor Olivio Salguera, como los presuntos asesinos de la anciana.

Lea más: Muere el hombre que decapitó a un joven en Wiwilí

De acuerdo con las autoridades, Pánfilo Eugenio Romero, 51 años, estaba en estado de ebriedad al momento de cometer el asesinato.

Pánfilo Eugenio Romero, sospechoso de participar en el crimen.Por su parte, el otro sospechoso, Norlan Alberto Garzón, tiene 30 años de edad. 

El crimen consternó a familiares y habitantes de la comunidad Los Garcías, del municipio de Santa Lucía, en Boaco.

La anciana había desaparecido desde el 23 de diciembre y su cuerpo fue encontrado sin vida el 24.

La Policía logró esclarecer el delito en menos de 72 horas.

El cadáver de la víctima estaba en un barranco, a escasos metros de su vivienda.

El cuerpo presentaba diferentes signos de violencia, incluida una herida cortante en el cuello.

Se conoce que la víctima regresaba de comprar unas cuajadas para revender, cuando fue alcanzada por los sujetos que la ultrajaron y la asesinaron.

Al final, los dos hombres habrían empujado a la anciana al barranco, donde fue encontrado el cuerpo sin vida.

Las autoridades explicaron que en los ultimos meses no había ocurrido un delito relevante en Boaco.

El último crimen que se recuerda en Boaco es el asesinado del jefe policial, el comisionado Buenaventura Miranda Fitoria, en julio.

EL OTRO CASO QUE SE RECUERDA

Tras el asesinato de la anciana en Boaco, también se recordó un crimen ocurrido el año pasado en León, cuando cuatro sujetos mataron a machetazos a Laura Estela Linarte Cuevas, de 77 años.

El crimen en León ocurrió en junio del año pasado y la Policía logró capturar en pocos días a tres de los cuatro sospechosos, quienes en su vestimaneta tenína manchas de sangre.

En ese caso las autoridades indicaron que los autores del crimen estaban bajo los efectos del alcohol.