• Chinandega, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Policía de Chinandega arrestó a un hombre que estaba en posesión de 280 bombas artesanales que, según dijo, pretendía vender a pescadores en la zona de “La Salvia”, jurisdicción de Cosigüina,

Amílcar Daniel Méndez es el hombre que está en prisión.

“Yo compré el saco de bombas a un muchacho de León. Me costaron cuatro mil pesos. Me dijeron que cada una cuesta 15 córdobas, yo las quería para revenderlas adentro de Potosí, para ganarme la vida de otra forma”, afirmó Méndez mientras rendía declaraciones en la Policía de Chinandega.

Méndez sostiene que su interés es emprender un negocio, pero evitó referirse al daño que se le hace al océano Pacifico con el uso de las bombas artesanales.

“Yo quiero emprender un nuevo negocio porque soy pescador y esa actividad mermó con la baja producción de peces en esta zona”, expresó el joven.

Uno de los detenidos este viernes en Chinandega.El Comisionado Mayor Leonel Guerrero, Segundo Jefe de la Policía de Chinandega, dio a conocer que Amílcar Méndez no estaba solo, sino que era acompañado por el ciudadano Darwin Antonio Méndez.

Ambos iban en una motocicleta al momento de ser detenidos.

“Solo (me) estaba dando un empujón desde el sector de El Rosario hasta La Salvia”, argumentó Darwin Méndez.

Ninguno de los capturados tiene antecedentes policiales.

“Lo que no se ponen a pensar es en el daño que se hace a la fauna marina, porque se van todo tipo de especies y se van a quedar sin banco de pesca”, advirtió el comisionado mayor Guerrero.

En ese mismo sector, a comienzo de año, murió un joven originario de Posoltega, quien trasladaba en motocicleta unas bombas artesanales que estallaron durante la marcha.

Este año también se quemó un taller artesanal de bombas. La historia puede leerla dando click aquí.

Las bombas no fueron presentadas por el peligro de la manipulación, pero los jefes policiales programan planes especiales en el sector de El Viejo y Puerto Morazán, donde se llevan adelante prácticas para pescar mediante el uso de las bombas de mecha lenta.

La presencia policial en ese límite fronterizo es débil. En lo que va del año, la Fuerza Naval del Pacifico decomisó en las aguas nicaragüenses un total de 79 bombas artesanales, según el informe que brindó el jefe de esa institución, Capitán de Navío Gerardo Fornos.