Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

MASAYA y ESTELÍ
Dos muertes en accidentes de tránsito se han registrado en las últimas horas en estos departamentos, en los que el denominador común fue la falta de documentación de las víctimas, las que no han sido reconocidas.

La Policía de Masaya investiga la identidad de un hombre que fue arrollado por un vehículo, el cual se dio a la fuga y lo dejó tendido sobre el pavimento. El taxista Marlon Zamora Martínez fue quien dio aviso a la Policía de lo sucedido.

Los oficiales verificaron la presencia del cuerpo sin vida del hombre, el cual estaba sobre la vía y no tenía ningún documento que lo identificara.

Los agentes policiales dijeron que el finado tiene un tatuaje en el brazo izquierdo, además es de cabello negro-ondulado, moreno, tiene barba cerrada, se presume que tenía 28 años al morir y vestía un pantalón azul oscuro y una camiseta azul.

El cadáver fue llevado al Instituto de Medicina Legal, donde lo tendrán
hasta que aparezcan sus familiares. Por su parte el médico forense dijo que el infortunado falleció a consecuencia de un trauma craneoencefálico severo, debido al impactó que recibió al ser arrollado por el vehículo.

El accidente se dio en el kilómetro 30 del tramo de carretera Masaya-Catarina, en horas de la madrugada del viernes.

En Estelí

Asimismo, un esteliano muerto y dos lesionados dejaron dos accidentes de tránsito ocurridos durante las últimas horas en esta ciudad.

En un accidente automovilístico, que la Policía tipificó como atropello de peatón, falleció un jovencito que hasta la tarde de ayer no había sido reconocido.

Inicialmente se rumoró en esta ciudad que el muchacho era de la comunidad de Llanos de Colón, ubicada sobre la carretera que va hacia el municipio jinotegano de La Concordia, pero luego de varias indagaciones la Policía descartó tal posibilidad.

El joven, de unos 27 años, fue trasladado pero al llegar al Hospital Regional San Juan de Dios, por una unidad especial de la Dirección General de Bomberos Estelí, pero cuando era ingresado falleció. El muchacho lucía una camiseta blanca, pantalón negro de lona y zapatos deportivos, y fue descrito como pelo crespo suelto, piel trigueña y delgado.

El hecho lamentable ocurrió en la salida norte de esta ciudad, cuando circulaba de norte a sur el ciudadano Armando José Morales Tercero, de 40 años, a bordo de un automotor que presta servicio de taxi en la ciudad de Condega, placas ES 124.

El conductor dijo que observó a una persona que corría desesperada con sentido de sur a norte y luego se lanzó a la vía de forma repentina. Dijo que a pesar de que viajaba a velocidad moderada no pudo evitar impactarlo con el automotor.

El portavoz de la Policía esteliana, teniente David Lazo, informó que de acuerdo con varios ciudadanos abordados por investigadores de la entidad, el ahora fallecido padecía de problemas mentales y antes había expresado que quería lanzarse a la vía para que un furgón lo aplastara. Para desgracia del taxista condegueño le tocó a él enfrentar este problema. Dijo Lazo que este accidente ocurrió pro imprudencia peatonal.

Mientras que Julio Moreno Mendoza, de 24 años, Marvin Isidro Mejía, de 22, viajaban en un cuadraciclo cuando sufrieron un accidente tipificado por la Policía como vuelco.

El hecho ocurrió en el barrio “Óscar Gámez 1” y supuestamente sucedió porque conducían a exceso de velocidad.