•  |
  •  |
  • END

MASAYA
Ayer al mediodía salió a flote el cuerpo sin vida del joven César Adolfo Martínez, de 28 años, quien desde la mañana del martes había salido de su casa con rumbo hacia la Laguna de Masaya, con un primo.

La búsqueda en procura del cuerpo de Martínez, hasta que el mismo saliera a flote demoró tres días, y la ejecutaron los bomberos de Managua, en conjunto con la Cruz Roja de Masaya.

María Inés Martínez, hermana del fallecido, explicó que ellos solicitaron la ayuda de los bomberos de Managua, porque los de aquí (Masaya) dijeron no tener los equipos necesarios para la buscarlo debajo del agua.

“Los bomberos de aquí dijeron que no tenían equipos para bucear en la laguna, para ellos poder buscar el cuerpo de mi hermano y por eso iban a esperar que él cuerpo salieran a flote”, manifestó María Martínez.

También manifestaron que ellos están con pesar por no haber podido velar a su finado, porque los bomberos le recomendaron enterrarlo de inmediato, ya que se encontraba en estado de descomposición.

Martínez dejó en la orfandad a dos niñas menores de edad. El hecho se dio en el bajadero El Carmen, en el sector de El Chorriadero, en la Laguna de Masaya.