Tania Narváez
  • Carazo |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Pobladores del barrio Covisama segunda etapa, en San Marcos, Carazo, en conjunto con familiares de José Trinidad López (q.e.p.d), decidieron quemar la vivienda en la que este falleció porque temían que una epidemia se apoderara de dicha localidad, ya que desde el inmueble salía una gran cantidad de moscas y un fuerte mal olor.

La noche del lunes en esa casa fue encontrado sin vida el cuerpo de López, quien tenía 70 años.

Al parecer el anciano tenía unos tres días de muerto, por lo que desde su casa de habitación, adonde vivía solo, salían moscas y un hedor.

El Benemérito Cuerpo de Bomberos de la ciudad de San Marcos accedió a que se quemara la vivienda, tras la insistencia de los vecinos por un temor a una epidemia.

El teniente Germán Ñurinda explicó a El Nuevo Diario que recibieron una llamada de ermergencia pidiendo ayuda para incinerar una vivienda desde la cual salían moscas y mal olor.

"Los familiares fueron al centro de salud de la ciudad a buscar ayuda, pero estaban cobrando 1,500 córdobas y nosotros como pobladores teníamos miedo porque ahí había mal olor y muchas moscas, así que decidimos juntar dinero entre todos y llamar a los bomberos porque nadie nos quiso ayudar y dimos una ayuda de 500 córdobas a los bomberos", dijo José Pérez, habitante del barrio Covisama segunda etapa.