•  |
  •  |
  • END

MATAGALPA
El juez Primero de Distrito Penal de Audiencias, Bernardo Morales, mantuvo la prisión preventiva contra el detenido Leoncio Ernesto Flores Sevilla, acusado por ser coautor en el asesinato de los adolescentes Karen Ismelda Cruz Rayo, de 16 años, y su hermanito, Ricardo José, de 14, quienes fueron asesinados a cuchilladas y machetazos.

Este hecho sangriento que estremeció a los habitantes del lugar por la forma atroz en que fue cometido, se registró el 30 de agosto de 2008 en la comarca El Castillo, municipio de Matagalpa, cuando las víctimas regresaban de clases, entre las seis y siete de la noche, según las declaraciones de testigos, familiares y amigos de la familia.

Un día después del asesinato de los niños, el acusado Leoncio Ernesto Flores Sevilla fue visto por uno de los testigo cuando iba a lavar un pantalón que había usado el día anterior. Ese mismo día llegó la Policía a buscarlo, pero ya no lo encontró en el lugar indicado por el testigo, donde sólo hallaron el pantalón.

Por rechazo

Ese trágico 30 de agosto, los dos hermanos fueron interceptados por Óscar Danilo Torres López, quien quería que la joven fallecida lo aceptara como novio, pero ésta lo desengañó manifestándole que no podía. Anteriormente, la madre de la victima le había llamado la atención a Óscar para que dejara tranquila a la muchacha.

Leoncio Ernesto Flores Sevilla acompañaba a Torres López en un cafetal, donde sin ningún escrúpulo asesinaron a los dos hermanos a sangre fría.

Óscar Danilo Torres fue el primero en ser capturado y procesado por el crimen cometido. Éste fue encontrado culpable por el doble asesinato y condenado a 30 años de prisión, mientras que ahora se está procesando a su acompañante en el crimen, quien desde que entró al juzgado empezó a llorar y así siguió hasta que finalizó la audiencia.

Fue hasta el doce de febrero del año en curso que la Policía logró capturar a Leoncio Ernesto en un barrio de Managua, por lo que fue trasladado a Matagalpa y pasado a la orden del Ministerio Público para que respondiera por las acusaciones en su contra.

El Ministerio Público, representado por la fiscal Brígida Lily Castillo, presentó al judicial todos los elementos necesarios que demuestran que el acusado es autor del delito que se le imputa, por lo que pidió además de mantener la prisión preventiva, que Leoncio Ernesto Flores Sevilla fuera remitido a juicio oral y público.

Por su parte el doctor Secundino Cuadra, quien representa a Leoncio por parte de la Defensoría Pública, debido a que los familiares del acusado son de escasos recursos económicos y no pudieron pagar un abogado privado, señaló que no se oponía al intercambio de pruebas, aclarando que eso no significaba que estuviera de acuerdo con todo lo presentado por el Ministerio Público, ya que sólo eran parte de las investigaciones realizadas por la Policía.

Cuadra pidió, basado en el artículo 279 del Código Procesal Penal, la preparatoria del juicio y en base al artículo 26, inciso 4 de la Constitución Política de la República, que dice: “Toda información que tenga las autoridades o funcionarios públicos, debe ser puesta a la orden, porque son documentos públicos”, que la Fiscalía le facilitara copias del expediente policial, que es donde están todos los elementos investigados.

A pesar de todos los articulados esgrimidos por el defensor público, el juez Morales mantuvo la prisión preventiva en contra del acusado, quien señaló que hay méritos suficientes para mantener la medida cautelar por lo que los mandó a juicio oral y público a celebrarse el 6 de abril de 2009.