•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las calles de la ciudad de Diriamba lucen vacías, cosa muy rara en este mes de enero porque se celebran las fiestas patronales de la ciudad, pero muchos temen salir de sus casas por Herlio Jarquín, alias "Furia y Toro".

"Ese hombre se puede mezclar entre la multitud de la gente y causar algún daño, lo bueno sería que la Policía Nacional refuerce sus patrullas y vigile la ciudad sin descuidar los barrios y comunidades, que metan al ejército, ya que ellos no han podido con ese hombre", dijo Alexander Rosales, habitante del barrio San José.

En cada barrio están en mutua coordinación de vigilancia, pero las comunidades del municipio están más alerta, todos a la expectativa porque "Furia y Toro" anda suelto y haciendo de las suyas. 

El martes 10 de enero, a eso de las nueve de la noche, pobladores del Bagasal 2, ubicado a unos tres kilómetros del centro de la ciudad de Diriamba, con palos, machetes, piedras y hasta armas, dieron persecución a Jarquín.

“Parecía mono, se tiraba de una casa a otra sobre el zinc, todo el barrio lo siguió, ese hombre anda sucio, vestía un pantalón camuflado verde, una sudadera roja y una mochila del mismo color en la espalda, pero se nos perdió en un monte y como estaba oscuro, no lo logramos ver", dijo la diriambina Rosario Parrales Sanchez.

"La Policía manda en las patrullas solo a mujeres, no debería de ser así, si ese hombre tiene una fuerza brutal y mucha astucia, el sujeto se fue bien golpeado de aquí porque salimos con piedras, garrotes y machetes, pero la Policía no hace nada, pareciera que le tuvieran miedo", expresó Parrales.

Ya no tienen tanto miedo como antes, porque están alertas, pero si logran atrapar al sujeto que tiene atemorizada a la población en general, no lo entregarán a la Policía Nacional, sino que lo quemarán vivo, dijo Parrales.

El 9 de enero, los pobladores de Campos Azules contaban que Jarquín fue herido de bala en su brazo izquierdo por un joven el cual lo encontró en el interior de su vivienda a medianoche.

VOX POPULI

Lo cierto es que donde quiera que vayas, escucharás hablar de "Furia y Toro", unos dicen por ahí que camina haciendo oraciones del más allá, otros que en uno de sus brazos tiene incrustada una piedra de "Ara", y posiblemente eso sea lo que le ayude a ser tan escurridizo y que la Policía Nacional no logre capturarlo.

"No hay mal que dure cien años y nada es  más fuerte que el poder divino, así que confiados en nuestros Creador que nuestras oraciones llegarán a atar de pies y manos a ese demonio, aquí volverá la paz y tranquilidad", añadió Rosa Mendieta, habitante del barrio María Elena Cuadra.

OPERATIVOS

La Policía Nacional del departamento de Carazo ha efectuado alrededor de cinco operativos en lo que va del mes de diciembre al mes en curso, en busca de la captura de Herlio Jarquín.

Carlos Palacios, poblador del barrio Santa Juana, comunicó que no han podido atrapar al temido hombre y que solo lograron encontrar un nido con hojas de guinea, una botella de gaseosa vacía y unos trapos sucios, pero que tienen la tarea de atraparlo.

Hasta el momento la Policía Nacional se mantiene muy callada, pues no brinda ningún tipo de declaraciones referente al tema del hombre que tiene aterrorizada a una población completa del departamento de Carazo.

El crimen por el cual Jarquín debe estar preso

RELATO• El 16 de enero del 2013, Erley Gabriel Quintanilla, de tan solo 20 años de edad, salió de su casa, ubicada en el barrio Los Ángeles, a unos tres kilómetros adentro de la comunidad de La Paz, Carazo, para encontrarse con su novia.

En el lugar conocido como La Subida del Pastor, un hombre alto, recio, con voz muy fuerte, había interceptado a los dos jóvenes, exigiéndoles tener relaciones sexuales frente a él, cosa que no quisieron hacer, por lo que de rodillas ambos jóvenes pedían que no los matara.

En la delegación estaban a espera de una respuesta Laura Margarita Nicoya, madre de la víctima, y su hermana, Nazira Nicoya, cuando llegó un oficial de la Policía y les dijo que habían recibido una declaración de una joven que decía que la habían violado y a su novio lo habían matado, el oficial dijo: " Creemos que es su hijo, señora".

Nazira Montoya, en compañía de un Policía voluntario, se dio la tarea de buscar a su hermano, el cuál fue encontrado a las cinco y media de la mañana del siguiente día, boca abajo a unos 30 metros del puente, con un balazo en el ojo izquierdo.

"Su novia me dijo a mí que ella estaba con los ojos vendados y manos atadas y que solo escuchó el disparo y sintió algo caliente en sus piernas, pues el cuerpo y sangre de mi hijo cayeron sobre ella; me dijo que el hombre abusó de ella y que luego la mandó desnuda para su casa, ella pasó todo el barrio desnudita en la calle, hasta que llegó a la estación policial a interponer la denuncia", contó  la madre de la víctima.

Fue para el 28 de mayo del año 2013 que atrapan a Herlio José Jarquín Cortés, en la ciudad de Diríamba, acusado de un robo con intimidación, pero anteriormente ya había estado preso cinco años en en el sistema penitenciario, acusado de robo agravado, eso fue en 1999.