•   Matagalpa  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Douglas Antonio Zamora Valle, procesado por el delito de femicidio en contra de Yessenia Suyen Montenegro Morán, de 24 años, aseguró en la audiencia preliminar realizada este martes en Matagalpa que el disparo que le propinó a la joven no fue intencional.

El hombre, que se entregó la noche del lunes a la Policía de Matagalpa, confirmó que Montenegro Morán recibió el disparo que le causó la muerte de una pistola que él cargaba, pero señaló que la detonación ocurrió mientras acomodaba el arma, la cual llevaba a un costado de su cintura.

El hecho en cuestión ocurrió la madrugada del pasado 8 de enero, a eso de las 4:20 am, en la gasolinera conocida como “Las Marías” de la ciudad de Matagalpa, a donde Montenegro Morán llegó junto a Zamora Valle y otras cuatro personas.

Según la información recogida por la Policía, Montenegro Morán y Zamora Valle sostuvieron una discusión dentro de la tienda de conveniencia de la gasolinera, momento en que este último le disparó a la joven, quien murió instantáneamente.

Zamora Valle fue cuestionado por los medios de comunicación por versiones que señalan que luego del suceso se fue a su casa, tomó una camioneta y se dirigió hacia Managua, donde sufrió un accidente de tránsito y a pesar de ser atendido y trasladado a un hospital capitalino, huyó del centro asistencial.

El procesado indicó al respecto que no se entregó desde un inicio a las autoridades porque se asustó por lo ocurrido y que antes de entregarse estuvo escondido en las montañas de Matagalpa.

Tras el crimen, una tía de Montenegro Morán, de nombre Johana Pérez Rodríguez, señaló que la joven procreó un hijo con Zamora Valle y que este la maltrataba física y sicológicamente, señalamiento que negó este martes.