Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Wilfredo y Xavier Antonio Carmona Solís, acusados de matar a un niño y lesionar de gravedad a un adolescente en Costa Rica, esperarán en la cárcel el juicio programado para el 13 de febrero.

A los hermanos Carmona Solís la Fiscalía les imputa la presunta coautoría de los delitos de robo agravado, asesinato frustrado y asesinato, según la acusación fiscal.  El 3 de junio del 2016, en el lugar conocido como Pocozol en San Carlos Alajuela murió el niño Samuel Francisco  Orozco Davis, de 12 años, refiere la acusación fiscal.

Los indiciados (Wilfredo y Xavier Carmona) lesionaron de gravedad a Kevin Orozco Beltrán, quien huyó de los maleantes y avisó a sus familiares, según el Ministerio Público.

NIÑO ESTRANGULADO

Los hechos acontecieron cuando las víctimas se transportaban en una motocicleta sobre un camino rural, donde fueron interceptados por los acusados unos 200 metros antes que llegaran a su casa.

Una vez que detuvieron la marcha de las víctimas, los acusados los amordazaron  llevándolos hasta unas plantaciones de Teca (árbol de madera preciosa) donde los golpearon hasta dejarlos inconscientes.

En el caso del niño Samuel Orozco, los acusados lo ataron a la motocicleta arrastrándolo aproximadamente 50 metros y acto seguido lo estrangularon, según el dictamen médico.

El móvil del atroz crimen fue el robo de la motocicleta, según la investigación hecha por las autoridades costarricenses y que rola en el expediente radicado en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital. 

EJÉRCITO LOS CAPTURA

Después de cometer el crimen los hermanos Carmona Solís se dieron a la fuga hacia  Nicaragua por el sector de Los Chiles, donde fueron capturados por el Ejército en el sector de El Castillo, Río San Juan.

Al momento de la detención los sospechosos del crimen viajaban en la motocicleta que robaron a las víctimas y que es el móvil del asesinato y del asesinato frustrado. 

En el caso de Wilfredo Carmona Solís trabajaba como peón en una finca donde se cultiva piñas, según los reportes provenientes de la vecina nación del sur.