Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Será en juicio que el comerciante Ariel García Abarca tendrá que demostrar que al matar a Francisco Altamirano Morales la tarde del 14 de diciembre del 2016 lo hizo en un acto de legítima defensa.

Así lo decidió este jueves el juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Henry Morales, quien aceptó la acusación que por homicidio presentó la Fiscalía contra Ariel García.

Mientras llega la fecha del juicio García permanecerá bajo arresto domiciliar en su casa, sitio donde ocurrió el sangriento robo frustrado donde perdió la vida Francisco Altamirano.

Después del hecho circularon versiones extraoficiales indicando que Ariel García disparó contra el asaltante cuando intentaba tomar como rehén a un niño de dos años y medio. Pero en la acusación la Fiscalía  señala que quien ingresó con una pistola a la habitación donde estaba el bebé  fue Rexi Morales, hermano materno del delincuente abatido.