•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cansancio venció al conductor de una rastra cargada con madera que venía de Honduras.

Al llegar al sector conocido como Las Playitas, el transporte se dio vuelta a eso de las 3:50 de la mañana del domingo.

Con el vuelco la cabina tomó fuego y quedó en ceniza, salvándose la rastra con la madera gracias a la intervención de los vecinos de la zona, quienes lograron sofocar el fuego junto a los bomberos de Tipitapa que atendieron la emergencia. 

Harold Matute es el nombre del conductor de la rastra que iba hacia Managua con 17,000 pies de madera, pero al llegar el kilómetro 69 de la carretera Panamericana en el sector mejor conocido como Las Playitas se durmió en el volante, produciéndose el vuelco.

El conductor originario de Ocotal resultó con golpes leves en la cabeza y tiene con su familia una empresa de camiones y cabezales.

Matute reconoció que se durmió en el timón durante unos segundos, pero cuando quiso reaccionar ya era demasiado tarde; se había salido de la carretera y el camión estaba llantas arriba.

Bomberos de Tipitapa cumplieron su deber y lograron apagar el fuego que amenazaba con convertir en ceniza los 17,000 pies de madera.

Matute salió de accidente con lesiones leves en la cabeza, las cuales no ameritaron atención médica.