Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El juez Julio César Arias ordenó este jueves congelar las cuentas bancarias de Dayana Báez Jiménez,  hijastra del asesinado Wilfredo Barraza Larios, quien en vida estuvo preso por narcotráfico.

A petición del Ministerio Público, el juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital, también ordenó el levantamiento del sigilo bancario e impuso la prisión preventiva para Báez Jiménez.

La decisión del judicial de congelar las cuentas bancarias significa que nadie podrá sacar dinero de las cuentas bancarias, donde tiene depositado US$214,205.85 y los US$ 88,600 que le quedaron de la cuenta del cual  sacó el dinero para comprarse una camioneta.

Wilfredo Barraza  Larios fue ejecutado el 9 de octubre de 2010 en sector de Cárdenas, fronterizo con Costa Rica junto a José Ángel Varela y  José Varela, padre e hijo, respetivamente.

Dayana Báez  también es hija de Yolanda Jiménez Báez, asesinada de manera escalofriante el 14 de agosto del 2013  junto a su hijo Arles Ortega Jiménez por una abogada y su pareja.

Según la acusación del Ministerio Público, el dinero con que Dayana Báez compró una camioneta es proveniente de actividades narco a las que según la Policía se dedicaba su fallecido padrastro.