Máximo Rugama
  •   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En horas de la mañana de ayer se registró un incendio en una fábrica de puros de Estelí.

Los trabajadores Yilbert Obed Gómez Dávila y Douglas Uriel Lagos, ambos de 30 años de edad, fueron dados de alta a eso del mediodía. Fueron ingresados en horas de la mañana porque sufrieron síntomas de intoxicación por inhalación de monóxido de carbono.

De acuerdo con versiones de los trabajadores, el siniestro empezó en el área de pintado de cajas para empacar puros que pertenece a un complejo agroindustrial llamado My Father Cigars.

Las modernas instalaciones están ubicadas en la parte periférica norte de la ciudad de Estelí y son  propiedad del consorcio familiar representado por José García y Jaime García (padre e hijo). 

El incendio fue controlado rápidamente. 

Dos ambulancias de la Cruz Roja, tres cisternas y dos vehículos livianos de las fuerzas bomberiles fueron puestos a funcionar debido a la emergencia. 

Según Erlys Hernández, socorristas de la Cruz Roja esteliana, los obreros afectados fueron trasladados de inmediato al área de emergencia de la clínica. Las autoridades bomberiles y peritos de las especialidad de Averías, Explosiones e Incendios (Avexi) de la Policía Nacional, al igual que los propietarios de la empresa no han brindado declaraciones al respecto.

De acuerdo con versiones de los trabajadores, el incendio comenzó entre las 6:30 y 6:40 a.m. “Estábamos comenzado cuando surgió una chispa de repente, son seis máquinas las que estaban funcionando”, precisó Mario Antonio Rizo García quien labora en el área de lijado de cajas de madera para el empaque de puros de exportación y contiguo al sitio donde supuestamente surgieron las llamas.