José María Centeno
  •  |
  •  |
  • END

EL RAMA

Un tribunal de jurado encontró culpable a Wilmer Antonio Dávila, de 30 años, por el asesinato atroz en perjuicio del niño William Villalta Masís, de seis años.

En el expediente presentado ante el tribunal por el representante del Ministerio Público, Wilmer fue acusado de ser el autor de la muerte del pequeño, quien perdió la vida a las siete de la noche del 19 de septiembre de 2007, al recibir cinco machetazos en la cabeza y en el cuerpo.

La muerte de este niño conmocionó tanto a la familia como a la comunidad de La Esperanza, en el municipio de El Rama, donde ocurrieron los hechos. Don Daniel Villalta y la señora Elba María Ramos Masís, progenitores del menor asesinado, pidieron a las autoridades correspondientes que hicieran justicia ante el horrendo crimen.

Un año después

Una vez que Dávila asesinó a la víctima, se dio a la fuga, quizás pensando que nunca la justicia lo apresaría. Un año más tarde, éste fue detenido por la Policía Nacional en una comunidad del municipio de Paiwas, en la RAAS.

Una vez detenido, fue puesto a la orden del Ministerio Publico, instancia que lo presentó ante el juzgado correspondiente y lo acusó por asesino atroz. En este juzgado fue aceptada la denuncia y se le dictó la prisión preventiva.

Un tribunal de jurados lo declaró culpable, por lo que la juez Fanny Morales Toledo la dictó la pena máxima que equivale a 30 años de presidio. El condenado será remitido al Sistema Penitenciario ubicado en Chontales, donde purgará su pena.

Los padres del niño asesinado agradecieron el esfuerzo que hizo la Policía Nacional hasta dar con el asesino y al Ministerio Público y jueces, por hacer justicia, y aunque la vida del niño no se repondrá, al menos se castigará con la cárcel al victimario.