• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Como una persona violenta, insensible y que no esconde su ira fue descrito en un dictamen de psicología forense Omar Enrique Salinas Solís, acusado de matar a golpes a su bebé, Matías Enrique Salinas Ríos, de 30 días.

La psicóloga forense Melba Morales Pavón, quien declaró este jueves en el juicio que se le lleva por parricidio, también calificó al acusado como una persona fría, calculadora e insensible.

En su extensa declaración ante el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Octavio Rothschuh Andino, la psicóloga expresó que en las entrevistas hechas a Salinas, él escondía información cuando se le preguntó por la muerte del bebé.

“Cuando le preguntaba por su vida las repuestas eran extensas, pero cuando le preguntaba por la muerte del bebé su repuestas eran cortas y su mirada se tornaba desafiante”, subrayó la psicóloga del Instituto de Medicina Legal (IML).

Negó paternidad del bebé

Omar Salinas Solís, quien reveló a la psicóloga haber consumido licor y estupefacientes siendo adolescente, reveló que cuando la mamá del niño le dijo que estaba embarazada él se enojó.

En el juicio salió a relucir que la relación de pareja entre el acusado y la mamá fue tormentosa, ambos se celaban y eso provocaba pleitos.

La muerte del niño, que probablemente ocurrió entre la medianoche del 12 de diciembre de 2016 y la madrugada del día siguiente, tuvo como antesala una airada discusión marital, reveló la investigación policial.

En la continuación del juicio también declaró el detective encargado de la investigación, quien expresó que las pesquisas en torno a la muerte del recién nacido fueron complejas, porque inicialmente no se tenía certeza de quién era el culpable del deceso del recién nacido.

“Cuando del Instituto de Medicina Legal nos llamó la doctora Sara Mora Grillo diciéndonos que el niño tenía golpes y hematomas en distintas partes del cuerpo decidimos retener a la mamá, al papá y a la abuela paterna del niño, porque no teníamos certeza”, explicó el investigador.

Al final de las investigaciones se determinó poner a la orden del Ministerio Público en calidad de sospechoso al papá del bebé.