•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La población de Carazo se mantenía este martes a la espera de que Herlio Jarquín, el temible “Furia y Toro”, sea presentado ante un juez para responder por una serie de delitos, luego de ser atrapado la noche del sábado cuando asistía a la fiesta de una de sus hijas.

Afuera del juzgado local de distrito  penal de audiencia de la ciudad de Diriamba, equipos de periodistas se han mantenido todo el día a la espera de que llegue “Furia y Toro”, quien permanece en la cárcel en Managua.

Margina Rodriguez, abogado y notario público, recordó que las autoridades deben cumplir con las leyes y presentar al reo ante los juzgados para su debido proceso.

“Aunque sea un reo de alta peligrosidad, tiene derecho a un defensor público; si no tiene abogado propio, si no tiene uno propio”, dijo Rodriguez.  

Destacó que en caso de que el procedimiento se siga en Managua, el juez podría ser declarado incompetente, ya que, todos los delitos fueron cometidos en su mayoria en el departamento de Carazo.

Añadió que el caso, por ley, tendría que remitido ante el juez de distrito penal de audiencias de la ciudad de Diriamba.

Jarquín es señalado de cometer homicidio, homicidio frustrado y violaciones, entre otros delitos.

Se había convertido en el hombre más buscado por la Policía Nacional, en especial luego de fugarse de la cárcel y de cortar la mano izquierda a un poblador.

El juzgado de Diriamba. Tania Narváez/END