•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Johan Antonio Rivas, de 23 años de edad, se convirtió en la víctima número catorce de los accidentes de tránsito en lo que va del año 2017 en el departamento de Estelí.

Rivas, quien era originario de la comunidad El Bramadero, ubicado a unos 25 kilómetros al noreste de la zona urbana del municipio esteliano de Condega, fue encontrado tirado a orillas de la carretera adoquinada que une a Estelí con la localidad jinotega de San Sebastián de Yalí.

Familiares del fallecido dijeron que sospechan que Rivas cayó de una motocicleta, en la cual iba de pasajero, y fue abandonado.

Según José Ramón Vílchez, padrastro del fallecido, el joven llegó en horas de la mañana a la ciudad de Condega a presenciar un partido de beisbol, en el estadio municipal.

 En ese lugar  jugaban los equipos de San Andrés y El Bramadero, y en horas de la tarde Rivas decidió viajar como acompañante en una motocicleta. Presuntamente el conductor y su acompañanete iban en estado de ebriedad.

Versiones extraoficiales indican que un par de motocicletas, una a la par de la otra, iban sobre la misma ruta y colisionaron, pero todos los ocupantes abandonaron el lugar y dejaron a su suerte a Rivas.

Pobladores que auxiliaron a Rivas, lo llevaron al hospital primario de Condega y luego al centro San Juan de Dios, de Estelí, per al final murió.

El joven presentaba  un trauma craneal severo. La Policía Nacional, tanto a nivel del municipio de Condega, como en el departamento, se encuentran investigando para esclarecer los hechos y deslindar responsabilidades.

Es de señalar que en 2016 los accidentes de tráfico dejaron 32 personas muertas en este departamento norteño, 4 más que en el 2015.