•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Para el 23 de marzo quedó fijado el juicio en contra de Abraham José Martínez Soto, el conductor del bus que el pasado 28 de febrero impactó contra una mototaxi en el municipio de Mateare y provocó la muerte de dos personas y dejó a un menor de edad con lesiones. 

Sin embargo, paralelo a ello los representantes de las partes buscan un acuerdo para una indemnización por las víctimas mortales, que son el conductor de la mototaxi, Rigoberto Guerrero Mendienta de 58 años, Luisa Bonilla Bermúdez de 21 años, quien tenía 4 meses de embarazo.

El menor de edad lesionado es el hijo de Bonilla Bermúdez, un niño de dos años de edad que se encuentra bajo tratamiento psicológico. 

Si las partes llegan a un acuerdo sobre la indemnización, el juicio no proseguiría. 

El juez Pablo Avendaño, titular del Juzgado Local Penal de Mateare, mantuvo la prisión preventiva en contra de Martínez Soto. 

A la audiencia inicial de este jueves se presentó la mamá de Luisa Bonilla, Johana Bermúdez, quien relató que su familia vive un calvario tras esta tragedia ocurrida el pasado 28 de febrero a la 1:30 p.m. en el kilómetro 24 de la carretera nueva a León, en Mateare.   

Según Bermúdez, por orientaciones de los especialistas, han ocultado las fotos de su hija, para que su nieto no pregunte por ella.

Además, indica que el niño pregunta por su mamá, a lo que le responden que “anda haciendo un mandado, ya va a venir” y luego logran que el menor juego con sus familiares, para que olvide a su progenitora.