•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En un nuevo esfuerzo por evitar que Silvio Mayorga González pase 30 años en la cárcel  después de haberse declarado culpable de los delitos de asesinato y tentativa de violación, su abogado, Jacinto Miranda, pidió la nulidad de la sentencia condenatoria dictada el 12 de diciembre del 2016.

Mayorga mató a Ángela Crespo en octubre del año pasado, la envolvió en plástico negro y lanzó el cadáver a un cauce en el barrio San Judas.

La petición fue hecha por Miranda ante los magistrados de la Sala Penal Especializada en Violencia del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), quienes ahora tienen en sus manos  el futuro legal del asesino confeso.

Miranda también alegó la falta de competencia jurisdiccional de la jueza Primero Distrito Penal de Juicio de la capital, Fabiola Betancourt, porque solo una jueza ordinaria debió instruir el proceso tipificado como asesinato y no como femicidio.

La fiscal auxiliar, Delia Mongalo, ante el planteamiento de la defensa  respondió que existe una circular de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), donde se indica que la  ley especial (en este caso Ley 779) está por encima de la ley general (Código Penal).

Seguidamente Mongalo explicó que este caso lo conoció una jueza especializada en la Ley 779, además del asesinato también hubo una tentativa de violación, con lo que automáticamente el caso pasa a la jurisdicción de un tribunal especializado en violencia.

El abogado Jacinto Miranda también se quejó ante los magistrados del tribunal de las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional (SPN), quienes según él han incumplido la orden de la jueza Betancourt de llevar a Silvio Mayorga a psiquiatra forense.