•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El juez es Octavio Rothschuh encontró hoy culpable a un hombre acusado de estrangular a su propio hijo, quien apenas tenía 30 días de nacido.

Omar Enrique Salinas es el procesado, para quien la Fiscalía pide la pena máxima de 30 años de prisión y la defensa la mínima, de 15 años tras las rejas.

Hoy el juez Rothschuh sostuvo que no le queda “ninguna duda” de que Salinas es culpable del crimen.

Él juez se basó en un dictamen del Instituto de Medicina Legal (IML), el cual concluye que el bebé de 30 días de nacido fue estrangulado.

Ese dictamen agrega que el menor sufrió  trauma cráneoencéfalico y en su cuerpo quedaron visibles las huellas de agresión en el cuello y abdomen.

Rothschuh clasificó el caso como asesinato.

En el juzgado estaba presente la mamá del niño, de nombre Cristian Massiel Ríos, quien estaba sin consuelo ante la tragedia.

El crimen se dio el pasado  12 de noviembre de 2015, luego de que Salinas discutiera con Ríos.

Durante una audiencia, la  forense, Sara Mora Grillo explicó que el bebé falleció producto de trauma craneoencefálico y  desprendimiento de un pulmón.