•   Mana  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un hombre que fue arrestado como el principal sospechoso de la muerte de su pareja, a quien maltrataba y amenazaba, confesó este martes haberla matado y dijo que no se arrepiente.

"No me arrepiento de haberla matado, ella ya está muerta y no hay nada que hacer", dijo Harvin Rodríguez durante una presentación a la prensa por parte de la Policía.

Rodríguez, de 29 años de edad, confirmó haber asesinado a su cónyuge, Cynthia Yahosca Carrasco Ruiz, de 23 años, el pasado domingo.

El agresor fue capturado por la Policía Nacional este lunes como único sospechoso del crimen, luego de que el cuerpo de Carrasco fue encontrado cerca de un basurero en la ciudad de Somoto.

La víctima murió al ser estrangulada por Rodríguez, quien antes le causó una herida de dos centímetros de profundidad en el ojo derecho y una lesión similar en el hombro del mismo lado, según las investigaciones policiales.

La Policía de Somoto puso al autor confeso del crimen a la disposición del Ministerio Público, para que enfrente la Justicia.

La familia de Carrasco ha dicho públicamente que su cónyuge la maltrataba y que la había amenazado de muerte.

Antes del caso de Carrasco, once mujeres habían perdido la vida de forma violenta en Nicaragua este año, cinco de ellas a manos de sus parejas, según la Policía Nacional.

En 2016, al menos 49 mujeres fueron víctimas de feminicidio en el país, cuatro menos que el año anterior, indican las estadísticas de las organizaciones feministas locales.