Ernesto García
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El profesor de educación física, Idelfonso Ramón Zelaya, quien hasta hace ocho meses impartía clases en un colegio público ubicado en el Distrito II de la capital, pidió este miércoles en un tribunal de segunda instancia la revocación de la condena de 13 años de prisión que le fue dictada en septiembre del 2016 por violación.

Al pedir la revocación de la sentencia condenatoria ante los magistrados de la Sala Penal Especializada en Violencia del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), la defensa alegó que en el examen físico practicado a la víctima no fueron encontrados residuos de espermatozoides.

El argumento de la defensa de Zelaya fue rebatido por la fiscal auxiliar, Delia Mongalo, quien señaló que el Código Penal establece que la violación se consume una vez que hay penetración.

La representante del Ministerio Público expresó que la ley penal no pone como condición para que haya violación que el agresor eyacule en la víctima, como lo sugirió la defensa del profesor Zelaya.

Ratificar condena

La fiscal auxiliar Delia Mongalo y la mamá de la víctima pidieron a los magistrados del TAM ratificar la condena de 13 años de prisión por violación agravada que le fue dictada al docente hace seis meses.

Mongalo recordó que en el juicio declaró como testigo el vigilante de un parque, quien presenció a través de un orificio de la pared que divide el colegio del parque, el momento que en que el profesor violaba a la estudiante.