Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

Un jurado de conciencia dejó en libertad a los procesados Julio José Amador Molina, concejal regional de la RAAS, por el Partido Liberal Constitucionalista, y presidente de la Comisión de Defensa y Gobernación de la Región Autónoma del Atlántico Sur, quien junto a Jorge Amador Jirón, ex concejal del PLC en el municipio de Paiwas, y Víctor López Urbina, habían sido acusados por abigeato y asociación ilícita para delinquir.

El delito habría sido cometido en perjuicio del ciudadano Enrique José Zelaya Cruz, conocido en la desaparecida contrarrevolución como “El Doctor Henry”, originario de San Rafael del Norte, con domicilio en Managua y con propiedades en el municipio de Paiwas, Región Autónoma del Atlántico Sur, según reza en el expediente que llevaba el Juzgado Segundo de Distrito de lo Penal de Juicios de Matagalpa, a cargo del doctor Juan Francisco Vega Reyes.

La sustracción de los semovientes se registró en noviembre de 2006, cuando en horas de la noche, varios elementos penetraron a la finca Puerto Rico, en la comarca Ubú Norte, municipio de Paiwas, de donde se llevaron 18 reses, valoradas en ese año en 200 mil córdobas.

Supuestamente, los ahora liberados --Víctor López Urbina, Julio José Amador Molina y Jorge Amador--, después de alterar los fierros originales del ganado, realizaron la venta de los semovientes, utilizando cartas que nunca habían sido liberadas por el propietario de los animales.

Al parecer, Julio, actuando como funcionario público de la RAAS, se presentó el 23 de enero de 2007 a la oficina de Rosa Idalia Barrera Romero, alcaldesa auxiliar de Paiwas, en la comunidad de Wanawana, para que le extendiera carta de venta de las reses supuestamente robadas.

La funcionaria de la alcaldía extendió la carta de venta número 53329, según el expediente, donde aparece como vendedor Julio Amador, y como comprador Acodep sucursal Río Blanco. El afectado por el robo del ganado presentó la denuncia ante las autoridades policiales, que realizaron las investigaciones correspondientes.

¿Juicio político?

Pero fue tres años después del robo que se inició el juicio en contra de los tres acusados. Los abogados defensores siempre mantuvieron que sus defendidos eran inocentes, y que todo se trataba de un juicio político, a pesar de las investigaciones y elementos presentados por la Policía Nacional ante el Ministerio Público.

Los abogados Denis Rodríguez Mendoza, Rosa Amelia Ortiz y Ronald Centeno Rodríguez, lograron demostrar que sus clientes eran inocentes de las acusaciones, desvirtuando todas las pruebas que presentó la fiscal María José Lezcano, y el acusado adherido Jorge Ruiz Téllez, además de lograr que el jurado de conciencia emitiera un veredicto de no culpabilidad para los tres acusados.

Fue debido a ese veredicto que al juez Francisco Vega no le quedó otro camino que dejar en libertad a los tres procesados, y canceló cualquier caución impuesta o medida cautelar que con fines procesales se hubiese dictado, además, se señala que se restituye a Julio José Amador Molina sus funciones como Concejal Regional y Miembro de la Comisión de Defensa y Gobernación de la
RAAS.