•  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica
lmendoza@elnuevodiario.com.ni

El nicaragüense José Ernesto Areas Cruz, falleció en el Hospital San Juan de Dios, después de que recibiera varios disparos el jueves por la tarde, cuando supuestamente intentaban asaltarlo.

Según una prima del occiso, Isabela, éste se dirigía a buscarla a la peluquería “Sólo para varones”, donde laboraba, pero con tan mala suerte que antes un sujeto lo tomó por el cuello y le descargó varios disparos.

La versión policial indica que el pinolero fue llamado desde el interior de un conflictivo bar, ubicado sobre calle 10, entre avenidas sexta y octava de la capital josefina.

Una vez adentro el guarda, conocido por el mote de “Platanito”, le habría gritado: “Así te quería ver”, y lo sacó del local. Con sus manos en el cuello de José Ernesto, el sujeto le propinó dos balazos en el abdomen y se dio a la fuga.

Otros familiares declararon que él había salido a almorzar con su prima y que después enviaría una remesa a su mamá, en Nicaragua, por lo que no descartan que lo quisieran asaltar. El compatriota fue atendido de emergencia y trasladado al hospital pero falleció durante una intervención quirúrgica.

La desfachatez del agresor llegó al extremo de que después de que se llevaron a José, preguntó a otros compañeros de labores del nica, como si nada había hecho, “cómo está la salud de él”.

Los compañeros de trabajo de José lamentaron el suceso porque era considerado como una persona tranquila, trabajadora y que no se metía con nadie.

“Estaba en su día libre, era un compañero feliz, tranquilo, no se metía con nadie, se dedicaba a trabajar. Hace como año y medio habíamos mandado a traer a cuatro nicaragüenses, entre ellos venía José, que lamentablemente vino a perder la vida lejos de su patria”, lamentó Luis Fernando España.

Por su parte, Mercedes Fernández, amiga del fallecido, exigió justicia y recordó que José trabajaba mucho porque su meta era enviarle dinero a su mamá para sacarla de la pobreza.

El nicaragüense, según sus compañeros, tenía un año de laborar en la sala de belleza “Sólo para varones”, y su cuerpo fue velado este viernes en Tibás, para su posterior traslado a Nicaragua.

Hasta el momento se desconoce si el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) arrestó al asesino para que responda por el hecho.