Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ

Deteriorándose se encuentra en los patios de la delegación departamental de la Policía esteliana, un automóvil rojo, sin placas, que en diciembre del año pasado fue dejado abandonado en el sector de la cuesta La Gavilana, con un cargamento de varios miles de tabletas de anfetamina, una droga sintética de nuevo uso en nuestro país, y que es un potente estimulante del sistema nervioso central.

Dos sujetos desconocidos, luego de un ligero intercambio de disparos con fuerzas de la Policía, dejaron abandonado el auto y huyeron sin dejar rastro.

Todo parece indicar que el producto había sido introducido al país de contrabando y que iba con rumbo a Managua.

Una patrulla de camino de la Policía, que se moviliza de forma constante por el tramo de Carretera Panamericana que atraviesa este departamento, le hizo señal de alto al observar que el automotor no tenía placas y circulaba de forma sospechosa.

Pero sus ocupantes, aparentemente dos, en vez de detener la marcha aceleraron, y luego abrieron fuego contra los uniformados quienes respondieron al fuego sin registrarse heridos.