• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Darwin Zelaya, de aproximadamente 30 años de edad y originario del barrio Oscar Turcios en Estelí, se convirtió este martes en la víctima número 18 de los accidentes de tránsito en este departamento, luego de quedar bajo las llantas de un camión, que le destruyó la mayor parte de la bóveda craneal.

Zelaya expiró de forma instantánea luego de desplomarse de la cabina de un furgón, al cual se había subido minutos antes a pedir dinero al conductor.

El hecho trágico ocurrió en el kilómetro 145 de la carretera panamericana norte, exactamente en el empalme de la vía adoquinada que conduce de esta ciudad al municipio jinotegano de La Concordia.

El cabezal halaba una rastra y circulaba de este a oeste, por lo que necesariamente el conductor debía detener la marcha para cruzar la vía panamericana y fue cuando Zelaya se subió a pedir dinero para comprar licor, pues era un tomador habitual, según dijeron transeúntes y comerciantes que tienen sus negocios instalados en las cercanías del lugar.

El cabezal, placas M 145 441, era conducido por Celso Evenor González Salgado de 34, quien es residente del barrio Oscar Benavides de la ciudad de Estelí y ahora está detenido por las autoridades policiales para deslindar responsabilidades.

Los testigos afirman que no era la primera vez que Zelaya hacía lo mismo: subirse a la parte exterior de la puerta de los vehículos de carga pesada a pedir dinero, aprovechando que en ese lugar los conductores obligatoriamente deben aminorar la marcha.

Cuando los conductores le daban dinero u objetos de valor, los cuales destinaba para seguir comprando licor, Zelaya se tiraba a la vía aunque los vehículos fuesen en movimiento.

El conductor del cabezal,González Salgado, no se percató de lo sucedido sino hasta que personas que se encontraban en una parada de autobuses le gritaron que estaba un hombre muerto porque las llantas de la rastra le habían aplastado la cabeza.

Debido a que el cuerpo de Zelaya quedó expuesto en la vía, una fuerza policial junto con los peritos forenses lo trasladaron a la morgue del hospital regional escuela San Juan de Dios de Estelí, para cumplir con los procedimientos de leyes y emitir un dictamen sobre las causas directas e indirectas que ocasionaron el deceso.