Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ
A la orden de la autoridades del Ministerio Público pasó la Policía esteliana a Ronny Muller Dixon, originario de la Costa Caribe de Nicaragua, quien se daba la gran vida comiendo sabroso y movilizándose en taxi por la ciudad de Estelí, sin pagar ni un céntimo, gracias a su facilidad para convencer a sus víctimas.

Muller, originario de Sandy Bay, fue capturado en esta ciudad, luego que la Policía recibiera una serie de denuncias por estafa en su contra. De acuerdo con las personas afectadas, el último delito que cometió el costeño fue contra dos comerciantes del Mercado “Alfredo Lazo”, de Estelí, que se dedican a la venta de comidas y refrescos.

Según informaciones policiales, el costeño inicialmente hizo acto de presencia en el Comedor San Miguel, donde ordenó un suculenta sopa de mondongo y unos aperitivos.

Después de que comió y bebió de lo mejor, orondo, se levantó de la mesa y ni muchas gracias dijo, pues salió como alma que se la llevaba el demonio del local.

El estafador no corrió lejos, porque horas después fue capturado por los miembros de una patrulla policial, quienes bajo el mando del jefe de sector del barrio “Alfredo Lazo”, subinspector Leonel Valenzuela, le dieron persecución tras ser informados de lo sucedido.

Según el informe policial, algunos taxistas y comerciantes de la ciudad de Estelí ya habían sido víctimas de este astuto hombre, quien luego de solicitar servicio en los establecimientos o taxis, se hacía el sueco y se esfumaba sin haber pagado las cuentas pendientes.

Las autoridades policiales llamaron a los estelianos que han sido estafados por esta persona a que se presenten a la delegación departamental o ante el Ministerio Público, a formular oficialmente las denuncias respectivas.