•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
Por causas naturales falleció la noche del lunes último el ciudadano Pedro Ramón García, de 50 años, originario del municipio de El Viejo, quien sufría de alcoholismo.

El cadáver de García, quien tenía un balde amarillo y un bolso negro a su lado, fue descubierto por Víctor Isidro Hernández González, vigilante de la parte trasera del Hospital España, de Chinandega.

“Como de costumbre, hice el rondín y a las 6:20 de la mañana miré el cuerpo. Lo llamé varias veces y no me contestó. Creí que era un bebedor que se había dormido. Estaba boca abajo, sangrando en la cara, por lo que avisé a mi jefe inmediato, que informó a la Policía”, dijo el celador.

El equipo técnico de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ)- Chinandega, se presentó al lugar como parte de las investigaciones que todavía no concluyen, aunque el forense Róger Pereira Umaña descartó mano criminal.

“García tenía doce horas de fallecido cuando llegamos al lugar. Tenía sangre en la frente, producida por efecto de las hormigas y animales depredadores”, expresó el funcionario.

En el bolso, Pedro Ramón guardaba varias recetas médicas, por lo que se presume que estuvo internado en el Hospital España, de pronto intentó abandonar el centro asistencial por su propia cuenta y falleció debido al síndrome de abstinencia alcohólica.

Su hijo de crianza, Emilio Romero, expresó que García tomaba licor durante varios días, por lo que lo internaban para que se recuperara. Añadió que éste tenía cuatro meses de estar separado de su madre, Emilia Romero, por lo que salió el lunes último a las ocho de la mañana, y hacía dos días había ingresado al Hospital.

El forense Róger Pereira confirmó que Pedro Ramón García tenía antecedentes alcohólicos y recientemente había vomitado sangre.