•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Abraham José Martínez Soto, el conductor del bus que el pasado 28 de febrero impactó contra una mototaxi en el municipio de Mateare y provocó la muerte de dos personas y dejó a un menor de edad con lesiones, fue condenado a cuatro años de prisión por el delito de homicidio imprudente. 

Pese el día del juicio el juez Pablo Avendaño, titular del Juzgado Único Local de Mateare, impuso la pena de tres años y medio de cárcel, este martes, en la lectura de sentencia definitiva, el judicial dictó la pena máxima que establece el Código Penal en el caso de homicidio imprudente.

El día del accidente, Martínez Soto cruzó la línea continua amarilla e invadió el carril de la mototaxi, impactando en la parte trasera de esta. Como consecuencia, perdieron la vida el conductor de la mototaxi Rigoberto Guerrero Mendienta de 58 años y Luisa Bonilla Bermúdez de 21 años, quien tenía cuatro meses de embarazo.

Además, el hijo de Bonilla Bermúdez, un niño de dos años de edad, sufrió lesiones graves. 

El mismo día que Martínez Soto fue encontrado culpable por el delito de homicidio imprudente, el chofer de la ruta 164, Danny Moisés Vicente Ramírez, acusado de homicidio y lesiones imprudentes fue condenado a nueve años de prisión y se le canceló la licencia de conducir de manera definitiva.

Vicente Ramírez es el responsable del accidente en el que perdió la vida la joven Ada Fabiola Vargas Tapia, de 29 y madre de una niña.