Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Por la inasistencia de dos de los tres abogados personados en el juicio que se le sigue a tres jóvenes por la muerte de igual número de mujeres que habitaban en Las Américas Tres, la juez Décimo Penal de Juicios, Ana Justina Molina, tuvo que reprogramar la vista para el nueve de junio de 2009.

Uno de los abogados que no se personó a la sala de juicio, Egberto Ramos, solicitó formalmente la reprogramación del juicio porque no había entrevistado a su defendido, pero el otro, David Acevedo, no justificó su inasistencia, pero no le declararon el abandono de la defensa.

El único abogado que compareció fue Mario Arias, defensor de Norman Enrique Obando, alias “El Chele Panique”, quien junto a José Daniel Cuadra Somarriba, de 23 años, apodado “Pachanga”, y Pablo Antonio Mora Romero, de 22, quien carga con los motes de “El Discípulo” y “Pelusa”, enfrentan juicio por el triple homicidio.

En la acusación, la Fiscalía le imputa a los tres acusados la presunta autoría de los delitos de homicidio y lesiones en perjuicio de Rebeca Donaire, Norma Patricia Arróliga Jirón y Marisol Romero Ugarte, y cinco personas más.

La juez Molina explicó que después de casi dos meses de tenerlo en su despacho, el juez de Audiencias envió el expediente del caso a la Oficina de Recepción y Distribución de causas, pero con el juicio programado para el primero de abril, pero para esa fecha el término de ley para dictar sentencia con reo detenido ya iba a estar vencido, por lo que la adelantó para este nueve de marzo.

Pero como hubo una solicitud de reprogramación por parte de uno de los abogados, el termino se interrumpirá y ya no hay peligro de que los reos salgan libres por vencimiento de término.

El Ministerio Público propuso a doce testigos que señalan a Enrique Obando Meza, alias “El Chele Panique”, como el sujeto que supuestamente disparó contra Marisol Romero Ugarte, y a Pablo Antonio Mora Romero como el individuo que accionó su escopeta “hechiza” contra Rebeca Donaire y Norma Patricia Arróliga Jirón.

De acuerdo con los dictámenes forenses que también han sido propuestos como pruebas de cargo por la Fiscalía, las tres mujeres murieron de forma instantánea.