•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

“Quisiera ver muertos, pero como no hay pena de muerte que les pongan la condena máxima de 30 años”. Así se expresó este miércoles Sara Silva Serrano, viuda del vigilante José Alexander Zamora Zeledón, quien resultó asesinado en Bello Horizonte el pasado 16 de febrero.

Sara Silva dijo ante los periodistas que los asesinos de su marido, también “mataron” a sus tres hijas porque están sufriendo mucho por la muerte de su padre, quien era su “amigo, confidente y hermano”.

José Alexander Zamora fue ultimado el pasado 16 de febrero cuando hacía sus labores de  vigilancia en residencial Bello Horizonte. Al oponerse al robo de la pistola con la que hacía su trabajo, sufrió el ataquemortal.

Por su parte, los acusados, en declaraciones a los periodistas, negaron haber participado en el crimen del vigilante y también el homicidio perpetrado contra el motociclista, Oscar Torres Largaespada.

Torres Largaespada se transportaba en una motocicleta cuando sufrió dos impactos de bala, la mañana del pasado 3 de febrero en una calle del barrio Cuba y cuyo móvil fue el robo de la motocicleta, según  la investigación policial.

Reprograman juicios

Este miércoles el juez Alfredo Silva Chamorro, reprogramó para el próximo 17 de abril el juicio para Jeffrey Garay Alemán y Gerson Obregón Alemán, a quienes la Fiscalía les atribuye el crimen y el robo del arma.

El inicio del juicio se reprogramó porque el abogado defensor, Donald Díaz Osorio, a última hora introdujo un escrito en el cual se excusa de asistir a la audiencia pública por problemas de salud.

El titular del Juzgado Quinto Distrito Penal de Juicio de la capital también reprogramó el  juicio donde los acusan por el crimen de Oscar Torres Largaespada, quien laboraba como cajero en una entidad financiera.