•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La secretaria de la Mujer de Bogotá, Cristina Vélez, aseguró que la mujer asesinada ayer por su expareja en un centro comercial de la ciudad declinó acceder a una de las 210 casas refugio para víctimas de maltrato en la capital colombiana.

"A ella se le ofreció una casa refugio pero ella pensó que era suficiente con la medida de protección (que tenía vigente)", detalló la funcionaria, quien reconoció en declaraciones a Efe que ese caso "tiene muchas aristas".

La víctima, Claudia Johanna Rodríguez, de 40 años, fue asesinada a tiros anoche en la óptica en la que trabajaba, en el concurrido Centro Comercial Santa Fe, por su exmarido Julio Alberto Reyes, quien horas después murió a causa de tiros por la Policía.

Nicaragua: 15 mujeres han sido asesinadas en lo que va de 2017

Vélez explicó que Rodríguez se vino de Medellín a Bogotá para huir de la violencia de Reyes y que en este tránsito la medida de protección se actualizó en Bogotá. Según la funcionaria, la medida de protección que cubría a Rodríguez implicaba que la Policía hiciera "un seguimiento semanal" pero sin hacer un "monitoreo permanente de sus actividades".

Asimismo, afirmó que "posiblemente" las autoridades e instituciones se equivocaron "en la valoración del riesgo" que corría Rodríguez. La funcionaria apuntó además que la Alcaldía está en conversaciones con las fuerzas de seguridad para fortalecer las medidas de protección que tienen más de 40.000 personas en Bogotá, "una cifra que desborda cualquier autoridad", reconoció.

La secretaria agregó que en 2016 la capital colombiana registró la cifra más baja de muertes violentas de mujeres de los últimos 13 años, con 109 casos en total. A su vez, la Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, Martha Ordóñez, señaló que cada tres días una mujer muere en Colombia a manos de sus parejas o exparejas, y advirtió que las regiones del país en los que hay unos mayores índices de violencia machista son los departamentos del Valle del Cauca (suroeste) y Antioquia (noroeste) y Bogotá.

También: Violencia sexual, "herramienta de guerra" en Colombia

"Las medidas de protección a mujeres víctimas es vital, casa refugio si se necesita o exigir tratamiento psiquiátrico al maltratador si es un enfermo mental", agregó la funcionaria en su cuenta de Twitter. La asesora presidencial concluyó que los familiares, amigos o vecinos que conozcan realidades de violencia machista deben denunciar ya que haciéndolo están "salvando la vida" a las mujeres.

"En el ambiente familiar se inician las agresiones a la mujer, que han ido en aumento en severidad", advirtió por su parte el director del Instituto Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, en declaraciones a RCN Radio. Valdés apuntó además que los feminicidios ya son el tercer delito más registrado por la Fiscalía en todo el país, solo superado por los hurtos y las lesiones personales.

Más: Crean herramienta digital para asistir a mujeres violentadas en Ecuador

"La parte de educación es fundamental, no aceptar de ninguna manera que la mujer sea agredida incluso verbalmente o psicológicamente", subrayó el funcionario. Valdés advirtió que a menudo el maltrato a las mujeres va acompañado de violencia a otros miembros de los núcleos familiares, como niños y niñas.