•  |
  •  |
  • END

Una grave denuncia contra las autoridades de la Policía de Tránsito en Estelí hicieron pública los familiares de Erick José Castro Castillo, quienes aseguran que un agente de esa delegación policial recibió 100 mil córdobas, para proteger al supuesto causante de la muerte del joven universitario.

Según los denunciantes, una testigo, cuyo nombre no revelan por razones obvias, le aseguró que el policía Orlando Velásquez fue quien recibió los 100 mil córdobas.

Los denunciantes sostienen que las autoridades estelianas están protegiendo a Juan Antonio Lanuza Castillo, a quien la familia doliente culpa por la tragedia.

Otra de las razones por las cuales supuestamente la Policía esteliana encubre a Lanuza es “porque fue miembro de la Seguridad del Estado y ahora es escolta de un funcionario de gobierno”, según los quejosos.

Erick Castro Castillo murió el 22 de diciembre del año pasado, en el Hospital “Lenín Fonseca”, un día después de ser impactado a la altura del kilómetro 140 de la Carretera Panamericana Norte, con la camioneta que Lanuza conducía, supuestamente bajo los efectos del alcohol.

Otras anomalías

En la denuncia firmada por los progenitores y una hermana de la víctima, también le son imputadas otras graves irregularidades a quienes investigaron el fatal accidente.

Mario José Castro, padre de la víctima, señala que el capitán Antonio González se negó a tomarle su entrevista en calidad de ofendido y por el contrario trató de forzarlo a que firmara la resolución del accidente donde se culpa al motociclista de su muerte.

La familia del joven universitario, quien murió a consecuencia de las múltiples lesiones que sufrió, señalan que el capitán González también se negó a tomar la entrevista de los pasajeros de un autobús que presenciaron el mortal accidente.

Ante la negativa de la Policía de buscar a los testigos presenciales y entrevistarlos, la familia Castro Castillo tuvo que hacerlo por cuenta propia, logrando el testimonio de dos de ellos.

Los dos testigos que brindaron sus testimonios mediante escrituras públicas, aseguran que el joven motociclista transitaba de norte a sur, pero su carril le fue invadido por Juan Antonio Lanuza, de quien aseguran manejaba haciendo zigzag.

Policía rechaza denuncia

El oficial de la Policía, Orlando Velásquez, además de rechazar la versión de quienes lo acusan de haber recibido dinero, expresó que él no es agente de Tránsito.

“El día de esos hechos, el 22 de diciembre de 2008, yo pasé por ese sitio, pero sólo observé que había un accidente y con la ayuda del subcomsionado Díaz preservamos el lugar, mientras sacábamos de la ciudad al equipo de fútbol Diriangén y garantizábamos el pase del desfile hípico”, explicó Velásquez.

El policía, en declaraciones a EL NUEVO DIARIO, vía telefónica dijo que él no tuvo nada que ver con el croquis del accidente, porque su especialidad es resguardar a personalidades o funcionarios de Estado que viven o se movilizan por Estelí.