•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un joven permanece este lunes hospitalizado, con “pronóstico reservado”, tras la brutal paliza que sufrió ayer a las afueras de un bar en Managua cuando terminó el clásico del futbol español entre el Real Madrid y el Barcelona.

César Augusto Altamirano Barrios, de 24 años de edad, es la persona que sufrió una golpiza de parte de varias personas y quedó tendido en el suelo, a pocos metros del bar Why Not!, donde aparentemente había visto el encuentro entre Barcelona y Real Madrid.

Maribel Barrios, madre del afectado, dijo a El Nuevo Diario que desconoce con quién había salido el joven, quien permanece en condición delicada en el Hospital Militar, a causa de un trauma craneoencefálico.

El caso de Altamirano Barrios se dio a conocer la tarde del domingo, cuando en la red social Facebook se difundió el video de la brutal paliza.

En las imágenes se ve a un grupo de unas 10 personas, todos jóvenes, atacando a golpes a otros, incluido Altamirano Barrios.

La víctima, César Augusto Altamirano, cuando se graduó de secundaria. Cortesía/ENDEn la secuencia se observa que la víctima cae al piso y recibe patadas y golpes en todo su cuerpo, incluida la cabeza.

Finalmente, Altamirano Barrios queda de rodillas, y empieza a desvanecerse. Una vez desmayado, una persona le dio una última patada en la cabeza.

El atacante que dio el golpe de gracia llevaba puesto un jean, una camiseta de futbol y tenía en su mano derecha una chaqueta.

La patada la dio con su pie derecho, mientras la víctima ya estaba inconsciente, tirada en el piso.

De interés: Los memes que dejó el clásico español

Tras la pelea, otros asistentes del bar Why Not! salieron a dar auxilio a al menos tres de los golpeados, quienes lucían ensangretados.

Por su parte, Eduardo Bendaña, gerente del bar Why Not! dijo a El Nuevo Diario esta mañana que al local llegaron ayer unas 200 personas a ver el partido.

Agregó que la pelea ocurrió fuera del negocio y justificó que la prioridad de los agentes era cuidar a los clientes que estaban dentro del local.

Según Bendaña, eran 12 guardas de seguridad los que había ayer.

El caso ha generado un debate en Nicaragua en vista de que, al parecer, el origen de la pelea fue el resultado del partido de futbol, que ganó el Barcelona 3-2 al Real Madrid, con un doblete de Leo Messi, quien además marcó su gol 500 con el club.

En anteriores ocasiones, siempre en bares privados, se han dado peleas de este tipo tras los clásicos, pero esta vez muchas personas grabaron lo sucedido.

En Facebook también circulaba hoy otro video, al parecer grabado en El Rama, donde se observa a dos grupos de personas pelear en la calle tras el partido.