• |
  • |
  • END

El dictamen del Instituto de Medicina Legal determinó que la muerte del joven Eliécer de Jesús Gutiérrez Aragón, de 22 años, fue suicidio. No hubo mano criminal ni estaba involucrado el narcotráfico en su deceso, como lo habría expresado una familiar.

Eliécer, originario de la comunidad de San Pedro, en San Rafael del Sur, fue encontrado sin vida hace algunas semanas, en una arboleda, por un pequeño que pastoreaba su ganado. Desde ese momento hubo declaraciones que apuntaban a que en su deceso hubo mano criminal.

John Ruddy Robleto, representante de la Fundación Nuestra Señora de la Fe, dijo que la muerte de Eliécer fue una gran pérdida, ya que desde más chico lo conoció y compartió con él varios proyectos, e incluso a través de la fundación se le realizó una cirugía.

“El año pasado (2006), el doctor Javier Grijalva lo operó en la cadera derecha, ya que tenía un tumor, se le hizo un injerto óseo para que estuviera bien, incluso trabajaba en el área de mantenimiento y colaboraba en la Fundación”, manifestó Robleto.

A los familiares del muchacho, la pérdida de éste dejó luto y un inmenso vacío, y les parecía una verdadera injusticia que una persona de la familia hubiera brindado declaraciones negativas de la vida del joven.