• Nueva Segovia, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Valentín Rodríguez, de 38 años de edad, murió al instante ayer tras ser fulminado por un rayo a la 4 de la tarde en la comarca Cañas No. 1, jurisdicción de Macuelizo, Nueva Segovia.

José González, dirigente campesino en ese municipio, relató que el infortunado hombre llegaba a su casa con una carga de leña al hombro cuando se produjo el relumbre de un rayo que además de impactarle a él, tocó a un perro y a un perico, los que murieron también en el acto.

González agregó que al instante de la descarga, el ahora occiso estaba junto a unos niños y otras personas adultas, pero solo a él le impactó.

“Tal vez porque él estaba empapado por la lluvia que le había caído en el camino”, supuso.

Lluvias

Por otro lado, las precipitaciones durante la noche del miércoles en el valle de Jalapa ocasionaron afectaciones en la populosa comarca La Mía, 7 kilómetros al sur de la cabecera municipal.

Según Irving Soza, comunitario de La Mía, la copiosa lluvia de la noche del miércoles destruyó casi por completo un templo evangélico en construcción y ocasionó daños parciales en una vivienda.

Además, se inundaron algunas viviendas y patios. Las calles de esta población tabacalera carecen de drenaje pluvial, tales como cunetas.

Las lluvias con actividad eléctrica continuaban este jueves en varios municipios de Nueva Segovia.

Las frecuentes precipitaciones, que comenzaron a mitad de este mes, han levantado el entusiasmo en productores de este fértil valle, al punto de que ya se observan tractores y bueyes inmersos en la preparación de las parcelas para la siembra de granos básicos.

La semana pasada, cerca de la comarca La Mía, en el caserío de Las Uvas, un tornado dañó el techado de 17 viviendas y barrió parcelas que estaban cultivadas con hortalizas.