•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

A Isaac Villalobos, quienes lo vieron por última vez con vida, dicen que iba corriendo antes de caer, apoyarse en un poste metálico y morir electrocutado la tarde del jueves en el barrio Hugo Chávez, en Managua, cuando caía un aguacero.

Según los vecinos, el amigo que lo acompañaba fue el primero que intentó salvarle la vida, tratando de tomarlo del patanlón para separarlo del poste, pero no pudo.

Otras personas también quisieron apartarlo del poste metálico, sin éxito.

Villalobos, de 14 años, ha sido sepultado esta tarde, en medio del shock en que se encuentra su familia.

“Casualmente ayer lo vi jugando. Era un niño que le gustaba jugar, no molestaba a nadie, hacía lo normal de un niño de su edad. Los vecinos que le ayudaron dicen que él venía corriendo y se resbaló, intentó agarrarse de un poste que estaba cerca y así recibió la descarga eléctrica”, relató Irving Salazar Villalobos, primo del adolescente que falleció.

El menor volvía de la escuela el jueves cuando sucedió la desgracia.

“Al compañero (de clases) que venía con él no le pasó nada, intentó ayudarle guiñando del pantalón, pero la gente le gritaba que no lo tocara porque era peligroso” agregó Salazar Villalobos.

Isaac Villalobos era el menor de cuatro hermanos, hijos de Silvia Briones y Juan Villalobos. La pareja no estaba en su casa cuando ocurrió el accidente.

El menor cursaba el primer año de secundaria en el Instituto Hugo Chávez.

Sus familiares y compañeros de clase lo recuerdan como un niño alegre, a quien le encantaba jugar futbol.

David Uriel Ruiz, de 19 años, dijo que él y un amigo vieron lo ocurrido y trataron de auxiliar al adolescente.

“Dos amigos y yo estábamos esperando que pasara la lluvia en la venta cuando vimos a dos chavalitos que pasaron corriendo, al parecer venían de la escuela. Cuando uno de ellos se cayó y se agarró del poste y comenzó a gritar porque se estaba electrocutando”, recordó hoy Ruiz.

Los asistentes a la vela de Isaac Villalobos. Oscar Sánchez/END“Intentamos guiñarlo, pero golpeaba la corriente. Entonces, amarramos un mecate en la mochila y así lo guiñamos y logramos despegarlo. Pero fue en vano, porque dilató como unos 15 minutos electrocutándose”, añadió Ruiz.

De interés: Cuatro muertos por rayos este año en Nicaragua

Los bomberos, según el recuerdo de Ruiz, tardaron aproximadamente 8 minutos en llegar al sitio y luego trasladaron al adolescente al hospital Alemán Nicaragüense, pero ya iba sin vida.

El poste metálico que le costó la vida a Villalobos tiene tiempo de dar problemas, comentaron algunos vecinos del Hugo Chávez.

“Aunque sea un poste telefónico son los alambres (de electricidad) los que pasan por él, ahora ve la desgracia que ocasionó”, se quejó Humberto Miranda, un vecino del barrio.