•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Bajo la medida de prisión preventiva quedó esta mañana Nelson Israel Largaespada, un extrabajador de la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (Enabas) que es acusado del delito de peculado en perjuicio de dicha entidad estatal por  la sustracción de productos valorados en más de C$4 millones en el año 2013.

La acusación de la Fiscalía refiere que Largaespada, quien era director de Operaciones de Enabas Central, se confabuló con Manuel Alfonso Trillanes Rodríguez y Byron Antonio Calero, también trabajadores de la entidad, para sustraer productos que formaban parte del Programa de Nutrición Escolar del Ministerio de Educación.

A Nelson Israel Largaespada, quien fue capturado la semana pasada, se le acusa de haber sustraído de la bodega central de Enabas 1,302 quintales de azúcar, 547 quintales de frijol rojo, 1,883 quintales de arroz calidad 80/20, 887 quintales de arroz calidad 70/30, 8 galones de aceite y 963 litros.

El valor de los productos es de C$4, 026,014. Los otros dos responsables del delito no están siendo procesados porque se encuentran prófugos.

En la audiencia preliminar realizada esta mañana por el juez Carlos Solís, titular del Juzgado Décimo Penal de Audiencia, se le impuso a Largaespada la medida cautelar de prisión preventiva por considerar que se trata un hecho grave en perjuicio del Estado de Nicaragua.                       

La audiencia inicial quedó programada para el próximo 9 de junio. La pena por el delito de peculado es de entre 4 y 10 años de cárcel.

A solicitud de la defensa, el acusado podrá ser llevado a citas médicas cada vez que lo amerite mientras dure el proceso, ya que padece diabetes y sobrepeso.