•   Holanda  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fiscalía holandesa acusó hoy a un adolescente de 14 años de violar y matar a una de las dos niñas, de su misma edad, cuyos cuerpos fueron localizados el pasado fin de semana a tan solo 20 kilómetros de distancia uno del otro en la provincia de Utrecht, centro de Holanda.

El adolescente, que pasará mañana a disposición judicial, conocía a la víctima de la escuela de educación especial JH Donner, en De Glind, donde ambos estudiaban.

Fue detenido el lunes por la Policía como sospechoso del asesinato, aunque la Fiscalía añadió hoy la supuesta violación de la niña antes de su muerte.

El cadáver de la víctima, Romy Hoevelaken, fue localizado por un transeúnte el pasado viernes por la noche en un lago en una reserva natural en Achterveld, al este de Amersfoort, dos horas después de que saliera del colegio para irse a su casa.

La Policía descartó que su caso fuera un accidente y afirmó que Nieuwburg "fue víctima de un crimen".

El segundo cuerpo, de Savannah Dekker, fue encontrado el domingo por la noche en un canal en un polígono industrial de De Kronkels, en Bunshoten, también en el este de Utrecht.

La desaparición de Dekker, de 14 años, fue reportada el pasado jueves por la noche después de que no regresara a casa al salir de la escuela.

En este caso, ya hay también un sospechoso detenido, un niño de 16 años que se encuentra bajo custodia policial y que mañana pasará a manos de un juez para que decida si permanecerá retenido hasta que concluya la investigación.

La Policía cree que ambos asesinatos, que mantienen consternado a todo el país y que ocupan las portadas de todos los medios de comunicación en Holanda, no están vinculados y que se trata de casos aislados que han coincidido en el tiempo y espacio.

El alcalde de Bunschoten, Melis van der Groep, hizo un llamamiento urgente a las familias de la ciudad para que vigilen a sus hijos y tomen precauciones adicionales.