• Jinotega, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La pareja asesinada a balazos en la comunidad Kantayawas de Ayapal, Jinotega, dejó 12 hijos en la orfandad, según reportes de medios de comunicación de la región.

Las víctimas respondían a los nombres de Roberto Emiliano Díaz Hernández, de 46 años, y María Auxiliadora Cardenal Herrera, de 29.

Según reportes de la policía, las víctimas se encontraban durmiendo, cuando él asesino llegó a la casa de la pareja e introdujo el fusil por un orificio de la pared y les disparó, causándoles la muerte instantáneamente.

La policía identificó a Odilio Hernández como el principal sospechoso del asesinato. Odilio Hernández había sostenido una relación amorosa con María Auxiliadora Cardenal, quien tenía cuatro hijos con el ahora fallecido Roberto Emiliano Díaz.

Además de los cuatro hijos que había procreado con María Auxiliadora Cardenal, Roberto Emiliano Díaz tenía ocho hijos más, los cuales quedaron en la orfandad.