• Dipilto, Nueva Segovia |
  • |
  • |
  • Edición Web

El joven Luis Antonio Palma Benavides, de 22 años, murió la tarde de este lunes, probablemente por asfixia y traumas en todo el cuerpo, por la considerable cantidad de tierra húmeda y árboles que le cayeron encima.

Hermógenes Flores informó por Radio Segovia que el infortunado obrero se encontraba excavando al pie de un alto paredón del lado oeste del área internacional de Aduanas y Migración en el puesto fronterizo de Las Manos, cuando repentinamente se produjo una revenida del barranco.

La excavación que realizaba era para instalar unos muros de gaviones (piedra enmallada) para contener el paredón.

Las instalaciones de Aduana y Migración en el puesto fronterizo de Las Manos están en proceso de construcción.

Luis Antonio Palma Benavides, el joven que murió en Dipilto, Nueva Segovia. Leoncio Vanegas/ENDPalma Benavides era originario del barrio San Agustín, en la cabecera municipal de Dipilto, donde será velado hoy y posiblemente sus funerales serán mañana.

Las lluvias han afectado el norte de Nicaragua desde la semana pasada.

El viernes pasado seis galerones de secado de tabaco colapsaron por la tarde ante el paso de vientos huracanados en la comarca La Limonera, 3 kilómetros al sureste de la ciudad de Jalapa, en Nueva Segovia.

Además, un rayo mató a un güirisero en Nueva Segovia, justo cuando efectuaba labores de búsqueda de oro, indicaorn las autoridades.

Las lluvias han humedecido la tierra en el norte de Nicaragua, de acuerdo con diferentes reportes.