•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un juez revocó la orden de captura en contra de la comerciante Liz Marling Mairena Mendoza, quien está siendo acusada por el Ministerio Público por el delito de estafa agravada hasta por la suma de 101, 637 dólares, en perjuicio del también comerciante Jorge Casij Rey.

El abogado defensor de Mairena Mendoza, Darling Antonio Obando, dijo que nunca se cometió el delito de estafa debido a que su cliente siempre estuvo anuente apagar.

Obando añadió que la supuesta víctima siempre le decía que no se presentara a las citas, ya que ellos seguían trabajando y que los abogados iban arreglar todo.

Liz Mairena, la mujer acusada de estafa en Matagalpa. Francisco Mendoza/ENDLa revocación de la orden de captura la emitió la Juez única de distrito penal de audiencias, María Josefina Vázquez.

La medida dice textualmente. “Después de haber mandado a oír al Ministerio Público de Matagalpa sobre la revocación de orden de captura girada en contra de la acusada Liz Marling Mairena Mendoza, si bien es cierto que el Ministerio Público de Matagalpa se opuso sobre dicha solicitud, esta autoridad judicial, bajo los principios de legalidad, presunción de inocencia, derecho a la defensa y finalidad de proceso, da lugar a lo solicitado por la acusada antes referida, por lo que se revoca la orden de captura girada contra ella por ser presunta autora del delito de Estafa Agravada en perjuicio de Jorge Casij Rey”.

De interés: Jurado condena en Matagalpa a mujer que mató a su pareja

La jueza programó por este caso una audiencia inicial con modalidad preliminar para el día 5 de julio.

Vásquez indicó que la acusada deberá comparecer al llamado judicial o de lo contrario se le declarará rebelde y se girará nuevamente una orden de captura en su contra.   

Al consultarle sobre las ocho citas judiciales que supuestamente le hicieron y alas cuales no se presentó la acusada, el abogado defensor dijo que no acudía porque es una mujer que actúa bajo el principio de confianza y nunca pensó que detrás de todo esto estaba una trampa para que no asistiera a los juicios y hacerla parecer como que no quería enfrentar el proceso penal.