• Jinotega |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Policía de Jinotega capturó y puso a la orden del Ministerio Público a Bryan Omar García Duarte, de 20 años, por la violación de una niña de 13 meses de edad. El hecho fue denunciado por familiares de la víctima y pobladores de la comarca La Pavona, en el municipio de El Cuá.

Según la versión de la abuela de la pequeña, el hecho se registró a eso de las 7:40 pm del domingo recién pasado, en el momento en que ella y dos nietas más de 7 y 5 años salieron hacia la casa de una hija a buscar pañales y gacillas para cambiar a la bebé, que quedó dormida en una hamaca.

La señora señaló que no tardó más de 15 minutos en regresar a su vivienda, aunque al llegar pasó directo a la cocina porque estaba cocinando arroz. Sin embargo, al instante otros menores de edad presentes en la casa le dijeron que la niña no estaba en la hamaca, por lo que salió desesperada en su búsqueda.

“Buscamos en la parte interna de la casa y al no encontrarla fui donde Martín Martínez a darle aviso que la niña se la habían robado, este le avisó a mi hermano que vive a un kilómetro y en eso pasó el pastor Julio González con unas siete personas y le pedí que me ayudaran, por lo que se dispusieron a ayudarme y la buscaron en los alredores de la vivienda, pero no la encontraron”, relató

A los pocos minutos se hizo presente la Policía y el grupo de búsqueda se hizo de unas 50 personas, las cuales se desplazaron por los sectores conocidos como Castillo Norte y valle los Rizo, donde el poblador identificado como José Rizo y su hijo escucharon los llantos de una niña.

La Policía acudió al sitio y encontraron a la pequeña sin ropa y ensangrentada, por lo que inmediatamente fue trasladada al centro de salud de El Cuá y posteriormente al hospital Victoria Motta de Jinotega, donde fue intervenida quirúrgicamente.

Las autoridades lograron dar con el paradero de García Duarte, quien estaba escondido en una finca cercana donde supuestamente cometió la violación. La Policía tuvo que contener a la población que quería linchar al sujeto.