•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una jueza de Jinotega admitió hoy la acusación contra Bryan Omar García Duarte por el delito de violación sexual a una bebé de 13 meses de nacida.

García Duarte, indica la cusación, habría cometido el delito de violación el pasado 2 de julio cuando la abuela de la menor la dejó por unos minutos sola en una hamaca para buscarle unos pañales.

En una audiencia realizada hoy en Jinotega, la Fiscalía indicó que las pruebas apuntan a García Duarte como la persona que sustrajo a la niña de una hamaca y la dejó abandonada en un maizal, después de cometer la violación en contra de la menor.

La violación ocurrió en la comunidad La Pavona, en el municipio de El Cuá, Jinotega.

Además de las declaraciones de María de los Ángeles López, abuela de la menor, testificaron los niños y tíos de la pequeña, así como el pastor Julio González, de la Iglesia Filadelfia.

González dijo que encontró a la abuela de la niña llorando y le pidió ayuda, porque le habían robado a su nieta, por lo que fueron a buscarla y la encontraron en una huerta.   

El pastor, quien tiene 20 años de ser evangelizador, señaló que nunca había visto casos como estos, por lo que estaba conmocionado.

Aseguró que estaban haciendo una oración a eso de las 11:00 p.m. cuando llegó una persona a decirles que habían encontrado a la niña.

Se dice que al sospechoso le practicaron exámenes en todos los aspectos y los resultados arrojan que sería la persona que cometió la violación.

Los habitantes de la zona exigen que a García Duarte le caiga todo el peso de la ley, en caso de confirmarse su culpabilidad.

Después de escuchar las declaraciones de los testigos, la juez de audiencia, doctora Engracia Inés Flores, admitió la acusación y programó la audiencia inicial para el 18 de julio, a la 8 de la mañana.